Sesión de masaje corporal Shiatsu de 30 minutos (elije entre integral, cuello hombros y espalda, tórax y abdomen, facial, brazos o piernas)

Ahora, el precio de la sesión con descuento incluido por sólo 22 €

Promoción válida hasta el sábado 16 de septiembre de 2017

Precio de la sesión 30 €

Originaria de Japón y descendiente de la tradición China, el shiatsu es una antigua terapia que basa sus beneficios en conseguir la correcta canalización de la energía vital (Chi) mediante la presión, en ciertos puntos clave de nuestro cuerpo, ejercida con los dedos y las palmas de las manos.

 

¿En qué consiste el shiatsu?

 

La palabra Shiatsu significa presión con los dedos. Esta técnica de origen japonés, incluye presiones, balanceos, movilizaciones, estiramientos, fricciones, rodamientos, conexiones, utilizando para ello los pulgares, las manos, los codos, las rodillas o los pies.

 

Con la terapia manual de Shiatsu, nuestro cuerpo entra en contacto consigo mismo y despierta la capacidad de curar que todos poseemos. Shiatsu es tomar CONCIENCIA de nosotros mismos y abrirnos a nuestra curación.

El Zen Shiatsu es muy adecuado para problemas emocionales, estructurales, disfunciones en órganos. Beneficioso para calmar todo tipo de dolores de espalda o de cabeza, lumbalgias, ciatalgias, contracturas, cuadros de estrés e insomnio. Modifica estados de depresión o cansancio crónico. Tiene un efecto relajante sobre el sistema nervioso y el organismo en general.

 

Hay constancia de la práctica del Shiatsu desde principios del siglo XX, más concretamente desde el año 1912, cuando Tokujiro Namikoshi desarrolló una técnica de presión con los pulgares y las palmas de las manos para tratar la artritis reumatoide que padecía su madre.

 

Al igual que otras técnicas orientales como la acupuntura, el Shiatsu se basa en un principio por el cual el estado de salud de una persona dependerá en gran medida de cómo fluya su energía vital a lo largo de su cuerpo, proceso que se realiza a través de unos canales denominados meridianos.

 

Teniendo esto en cuenta, si se aplica cierta presión sobre dichos meridianos mediante las palmas y los dedos de las manos, sobre todo los pulgares, podremos reconducir y mejorar la circulación de la energía y, por consiguiente, nuestra salud.

 

Del mismo modo, el Shiatsu también está relacionado con otras prácticas orientales como son el taichí o el yoga y es que, al igual que sucede en estas dos técnicas, su esencia también radica en conseguir que mantengamos el cuerpo en una posición correcta y que realicemos tanto nuestros movimientos como nuestra respiración de una manera consciente y precisa.

 

Con todo ello lograremos que la energía antes mencionada circule de forma natural en nuestro organismo logrando así la perfecta armonía entre cuerpo, mente y espíritu, lo cual, a su vez, hará que nuestro estado de salud sea mucho mejor.

 

Tipos de masaje:

 

-Masaje integral.
- Masaje facial.
- Masaje de espalda.
- Masaje de brazos.
- Masaje de tórax y Abdomen.
- Masaje de piernas. 
- Masaje de pies.