Sesión corporal integral de Vinoterapia (con peeling + envoltura thermal de 30 minutos + masaje de 20 minutos + ducha) Tiempo total de la sesión 1 hora

Ahora, el precio de la sesión con descuento incluido por sólo 45 €

Promoción válida hasta el sábado 16 de septiembre de 2017

Precio de la sesión 75 €

Nuestro exclusivo protocolo de peeling, masaje y envoltura de vino ofrece un tratamiento exquisito de vinoterapia; al frenar la acción de los radicales libres, el vino se convierte en un producto antioxidante por excelencia y protege la piel de las agresiones exteriores. Comenzando con la exfoliación de la piel, eliminamos las células muertas y los poros se dilatan. Esta exfoliación se realiza con pepitas de uvas. El principal beneficio del vino consiste en su gran aporte de antioxidantes, lo que retarda el envejecimiento. Pero además de que la vinoterapia genera una piel más firme, suave e hidratada y mejora la circulación, debemos resaltar que se trata de un buen tratamiento anti estrés, ya que en el que se incluye el masaje, para que el producto penetre en la piel y se relajen todos los músculos. Además, es necesario envolver el cuerpo durante 30 minutos para potenciar todos los efectos sobre la piel.

 

Además de sus efectos anti estrés, relajantes, rejuvenecedores, tonificantes, reductores… los beneficios que producen sobre la salud de la piel y las propiedades del vino (centradas sobre todo en los polifenoles como el resveratrol y los flavonoides y su capacidad antioxidante) son:

La prevención de rotura de las fibras de la piel manteniendo así la piel tersa y rígida. Esto favorece a la elasticidad de la misma y la tonificación de músculos

Desintoxica la piel y ayuda a regenerarla

Mejora el sistema cardiovascular y la circulación del sistema en general

Disminuye y retrasa el envejecimiento de la piel ya que neutraliza los radicales libres que producen el envejecimiento.

 

A pesar de que no todos los vinos son iguales en cuanto a propiedades, sí que en todos los vinos están presentes los polifenoles. Lo que si es cierto es que hay vinos cuyas propiedades son mucho mayores o mejores para conseguir ciertos beneficios. En vinoterapia, los más utilizados son el Rioja (para cosméticos y tratamientos de salud), el Lambrusco (sobre todo para tratamientos de piel), el Sauvignon (para relajar con sus propiedades tranquilizantes), Merlot (para exfoliar) y el Chianti (también tiene propiedades relajantes).

Los profesionales de la vinoterapia llegan a analizar cada vino y seleccionan incluso el tipo de vino adecuado para cada tipo de piel y para cada tipo de tratamiento acorde a las propiedades del mismo por lo que la información anterior es una referencia de los vinos que mejores propiedades tienen o mayor se utilizan para los tratamientos de vinoterapia.