Masaje con piedras termales geotermal de 45 minutos (elije entre integral o cuello con hombros y espalda)

Ahora, el precio de la sesión con descuento incluido por sólo 55 €

Promoción válida hasta el sábado 16 de septiembre de 2017

Precio de la sesión 79 €

El masaje con piedras termales o terapia geotermal combina el placer del masaje terapéutico tradicional junto a la aplicación sobre la piel de piedras a distintas temperaturas, para facilitar que fluya la energía vital y aliviar así trastornos físicos y emocionales.

 

¿Qué es un masaje con piedras termales?

 

Aunque se haya puesto de moda desde hace unos años, el origen de la conocida como terapia geotermal o stone therapy se encuentra en una antigua técnica de masaje oriental inspirada en las disciplinas que, como el reiki, basan su fundamento en el hecho de que en nuestro cuerpo existen siete centros energéticos llamados 'chakras', a través de los cuales fluye la energía del universo (Rei) y la vital (Ki) de cada persona.

 

Según estas disciplinas de la medicina china, si padecemos alguna enfermedad o malestar, es debido a que la energía no circula por nuestro organismo de forma correcta, y esto suele estar producido por el bloqueo o mal funcionamiento de alguno de los chakras.

 

La terapia geotermal permite combinar el masaje terapéutico junto con el uso de las piedras frías y calientes –ubicando éstas en los puntos en los que se encuentran dichos chakras–, consiguiendo así que la energía fluya adecuadamente y, por consiguiente, aliviando nuestro malestar. Sin olvidar que muchas de las piedras empleadas son de origen volcánico con lo que, además de mejorar el flujo de nuestra propia energía, nuestro organismo recibirá energía procedente de la tierra (Rei).

 

Pero este tipo de terapia no es exclusiva de oriente. También era utilizada por los nativos de Australia y América que, mediante saunas, combinaban el uso de las piedras con el de plantas aromáticas.

 

Propiedades del masaje geotermal

 

Al igual que muchas otras terapias que se realizan mediante masajes, la terapia geotermal también produce notables mejoras en el bienestar general de nuestro organismo. Pero, en realidad, sus beneficios van mucho más allá de la sensación de bienestar que genera. De todas sus numerosas propiedades, entre todas ellas destacan principalmente tres:

 

Reducción y alivio del dolor mediante la acción directa que se ejerce sobre los puntos (o chakras) encargados de transmitir la sensación de dolor a los receptores nerviosos que nos hacen ser conscientes del mismo, mejorando las funciones de nuestro organismo, reduciendo los dolores crónicos –sobre todo los óseos y musculares–, y ayuda a equilibrar el sistema nervioso y el circulatorio

 

Nos ayuda a relajarnos, pues mediante el correcto flujo de la energía, armonizamos cuerpo, mente y espíritu, y esto permite reducir notablemente nuestros niveles de estrés.

 

Por último, pero no menos importante, tiene numerosos efectos estéticos visibles, ya que revitaliza, oxigena e ilumina la piel. Esto es una consecuencia de la mejora de la circulación sanguínea y de la eliminación de toxinasde la piel a través de la sudoración, que se produce a causa de la alta temperatura de las piedras (entre unos 45ºC, 50ºC),  que contribuyen a reafirmar los tejidos y hacen que la piel tenga un aspecto mucho más terso y saludable, así como una mejora del sistema circulatorio, gracias a la diferencia de temperatura de las piedras, que va desde los 8ºC a los 50ºC, y a la acción del masaje; la combinación de ambos factores hace que nuestra circulación sanguínea se active.

 

Este tipo de terapia está especialmente recomendada en aquellos casos de problemas nerviosos como el estrés, la ansiedad o el insomnio, para los problemas circulatorios, y para aliviar los dolores musculares y articulares, así como en los tratamientos de belleza.

 

 

Tipos de masaje:

 

-Masaje integral.
- Masaje de hombros, cuello y espalda.