"Porque somos como tú"
"Porque somos como tú"

Cortes Bob y Lob

Precio del servicio: 15 €

Han sido, siguen y seguirán siendo tendencia: los cortes Bob & Lob nunca serán destronados ya que su enorme versatilidad, adaptabilidad y acabado favorecedor hacen que sigan vigentes en las cabezas de las “celebs” y las modelos en desfiles, shootings de moda y alfombras rojas desde hace muchas décadas.

Claro que todo depende de la materia prima, si hay más o menos rizo o algo de onda y cuerpo, así será el Bob o el Lob; pero todos ellos, por supuesto, dentro del estilo de peinados puramente “effortless chic“. Ya sea con acabado wavy, messy, shaggy, da igual, son denominaciones que van creciendo y con ellas se describe el peinado elegido para lucir el corte Bob o Lob.

 

Si tienes el pelo larguísimo y te estás planteando un cambio drástico, nuestro consejo es que las más atrevidas os lanceis directamente al Bob, y las más tímidas, al estilo Lob. Incluso, hemos visto como algunas se han animado y sentido tan favorecidas que le han tomado el gusto y han hecho la travesía del Lob al Bob en cuestión de pocas semanas.

Diferencias entre Bob y Lob:

El Bob deja al descubierto el cuello y la nuca, sin que su largo llegue a tocar la clavícula o los hombros. La versión más extendida de este haircut se caracteriza por estar cortado a una sola capa, sin flequillo y con raya en medio; pero actualmente se adapta a numerosas versiones. El corte asimétrico es menos popular, pero no por ello menos favorecedor, más largo por delante y corto por detrás.

El Lob sólo se separa unos pocos centímetros del bob, pero es una medida suficiente para lograr un resultado completamente diferente. El Lob llega a la altura de la clavícula y es un corte aún más versátil y con más posibilidades de acabado.

La frontera entre el Bob y el Lob la marca el propio nacimiento del cabello: en el momento en que éste está por debajo de su línea de crecimiento en la nuca, ya pasa a ser Lob. La diferencia no sólo está en el largo, sino, sobre todo, en la inclinación: el bob es más definido en nuca y laterales, y debe “abombarse” ligeramente en la parte de atrás, creando volumen. La nuca debe quedar corta, y, a la vez, elevada, pues se busca marcar ese volumen debajo de la coronilla.

 

En el Lob, en cambio, también se hace un corte ligeramente inclinado, pero el movimiento se marca a partir de la nuca”. El corte Lob es muy adecuado en cabellos con algo de cuerpo y movimiento, pelo que tiene algo de “gesto”, aunque sea sólo un poco de onda muy abierta. Si el cabello es ultra liso o muy, muy rizado, es mejor buscar otro tipo de corte.

No conviene tampoco que sea un pelo muy fino y escaso, pues le faltaría cuerpo, ni muy voluminoso y con mucho cuerpo, en cuyo caso se abombaría en exceso”. Una de las grandes ventajas es su escaso mantenimiento, ya que al ser más largo que el clásico Bob no requiere estar tan pendiente del corte. Cada dos meses sería recomendable acudir al salón para retocar las puntas y recuperar la caída y la fluidez del estilo.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© CIVICO CENTRO INTEGRAL DE PELUQUERÍA & ESTÉTICA

Página web creada con 1&1 IONOS Mi Web.