Fototerapia avanzada con Luz Pulsada Intensa (IPL); el tratamiento de última generación más avanzado para las necesidades estéticas más exigentes.

¿Qué es es la Fototerapia Avanzada (IPL) con Luz Pulsada Intensa?

 

La luz es el medio utilizado por las nuevas tecnologías (el Láser y la Luz Pulsada Intensa IPL). La gran diferencia entre IPL y Láser, es que, el IPL tiene cientos de longitudes de onda en cada destello, mientras que el Láser solo produce una longitud de onda en cada pulso o disparo; la diferencia entre ambos es que la depilación IPL es un sistema más moderno y menos doloroso, y que trata de forma eficaz casi todo tipo de pieles y color de vello imposibles de eliminar con el láser, además de tratar de forma eficaz un amplio campo de necesidades cutáneas. La fototerapia avanzada de luz pulsada intensa (IPL), consiste en la aplicación de una luz similar al láser, pero aplicada a alta intensidad y en frecuencia de pulsos.

 

 

El principio de funcionamiento de la Luz Pulsada Intensa es la Foto Termólisis Selectiva: esta luz penetra en la piel y actúa sobre la zona a tratar, calentándola y desactivándola en pocos milisegundos, sin dolor y sin producir efectos adversos en los tejidos sanos. El IPL actúa en el espectro visible y por lo tanto no produce ningún efecto secundario, ya que no modifica la estructura celular.

¿Qué necesidades éstéticas podemos tratar con la Luz Pulsada Intensa (IPL)? 

 

Esta tecnología IPL es adecuada para el tratamiento de diversas necesidades: depilación, rejuvenecimiento facial, rugosidad y relieve cutáneo, poros dilatados, foliculitis y pseudofoliculitis (pelos enquistados), eliminación de pequeñas lesiones vasculares (cuperosis, rosáceas, puntos rubí…), acné, manchas y melasmas, lesiones pigmentadas y pequeñas arrugas, lipoescultura... También es muy eficaz para tratar el fotoenvejecimiento del escote y las manchas de edad en las manos.

La Luz Pulsada Intensa (IPL) es un tratamiento ambulatorio que no requiere hospitalización ni anestesia. Igual que ocurre con el Láser, las personas que han sido sometidas a una terapia de Luz Pulsada Intensa (IPL), no deben tomar el sol ni radiaciones UVA durante 15 días antes y 15 después del tratamiento y aplicarse diariamente cremas de fotoprotección solar.

 

 

¿Es doloroso el tratamiento con Luz Pulsada Intensa (IPL)? 

 

El IPL es un tratamiento no agresivo muy seguro que permite realizar varios tipos de tratamiento. La persona tratada en ningún momento siente dolor. Los clientes, al momento del disparo, experimentarán una sensación a menudo descrita como un sutil "pellizco caliente" o "sensación” de una leve corriente eléctrica. La “sensación” sólo dura una fracción de segundo, y puede sentir calor o una “sensación” de hormigueo durante un corto período de tiempo. Nuestro sistema IPL utiliza un dispositivo muy avanzado de refrigeración que ayuda a enfriar la dermis y a neutralizar cualquier malestar en el momento del disparo; nuestro manípulo de aplicación está provisto de un sistema de enfriamiento muy avanzado que protege las capas epidérmicas, las más superficiales de la piel que son las que contienen los receptores del tacto. Para iniciar el procedimiento la piel debe estar perfectamente limpia, sin maquillaje ni cremas. Se utiliza un gel frío sobre la zona (gel conductor) que permite la transmisión de la energía de la luz.

 

¿Es seguro el tratamiento con Luz Pulsada Intensa (IPL)? 

 

El tratamiento con Luz Pulsada Intensa IPL es muy seguro para la piel. Hay muchos avances en fototerapia IPL para todos los fototipos de colores de piel, desde la más clara y sensible hasta la más oscura. Con un buen equipo de alta precisión y sistema tecnológico avanzado, junto a un buen y correcto uso técnico del mismo, no hay riesgos para la salud a largo plazo con las energías de fototerapia IPL utilizados en nuestros sistemas de tratamiento.

 

¿Y en servicios de foto depilación, qué tipo de resultados puedo esperar del tratamiento con Luz Pulsada Intensa (IPL)?  

 

Los resultados son efectivos y evidentes desde la primera sesión. Las mejoras se perciben de manera progresiva. Al final de un protocolo de tratamiento, al igual que sucede con cualquier otro tratamiento de depilación con sistema Láser existente en el mercado, el resultado obtenido es del 80% a 100% de aclaramiento en el área tratada.  

Desde el inicio de la primera sesión, con cada tratamiento de depilación con Luz Pulsada Intensa (IPL), resultará en una reducción del crecimiento del pelo. En la primera sesión, el área tratada seguirá arrojando un poco de pelo durante las próximas 3-4 semanas, tras la que se empezará a experimentar un período de falta de pelo en la zona mientras espera su próxima sesión. Además, el pelo crecerá progresivamente más lento, más ligero y más fino con cada sesión. Se necesita más de una sesión para afectar a todos los folículos que crecen en un área. Muchas personas logran un aclaramiento muy rápido y satisfactorio después de pocos tratamientos, pero los resultados individuales pueden variar dependiendo de factores médicos y genéticos: sexo, edad, tipo de vello y color… El vello de color más claro por ejemplo puede requerir más sesiones que el de color más oscuro, y una persona más joven, debido al hecho de poseer un sistema hormonal más activo, requerirá de más sesiones que una persona de más edad cuyo sistema hormonal es más lento, así como necesitar de algunos recordatorios pasado el tiempo (cada 2 ó 3 años) después de haber alcanzado el objetivo. Esto se basa principalmente en factores biológicos “el ciclo de crecimiento del vello”. En definitiva, el número de sesiones necesarias dependerá siempre de todas estas particularidades, de la zona que se está tratando y del resultado que se quiera conseguir.

 

¿Con qué frecuencia necesito realizarme el tratamiento con Luz Pulsada Intensa (IPL)? 

 

La frecuencia de sesiones, así como el número necesario de éstas, dependerá siempre del tipo de tratamiento (si es de Foto rejuvenecimiento, Foto acné, Fototerapia de manchas…). Por ejemplo, en un tratamiento de Foto depilación, las sesiones se realizarán generalmente cada 4 semanas. Pero como en cualquiera de nuestros tratamientos con Luz Pulsada Intensa (IPL), siempre va a depender de las necesidades individuales de cada cliente y del objetivo que nos hayamos marcado con éste, es decir, siempre nos adecuaremos a cada caso en particular para establecer la frecuencia de sesiones que necesitaremos en cada tratamiento con el fin de alcanzar el mejor resultado.

 

¿Qué sucede después de un tratamiento con Luz Pulsada Intensa (IPL)? 

 

En la mayoría de los casos no se produce ningún cambio en la zona tratada, pero no todas las pieles son iguales y es por ello que en algunos casos, el tratamiento con Luz Pulsada Intensa (IPL) puede llegar a producir un ligero enrojecimiento de la zona tratada, y cuando ello llega a producirse, el rosado de la piel es temporal y suele ser muy leve, un tiempo muy corto, es más, como decimos, la mayoría de las veces ni siquiera llega a producirse, con lo que permite que la persona pueda incorporarse al trabajo o actividades normales inmediatamente después del tratamiento. 

 

¿Cuánto dura una sesión de tratamiento con Luz Pulsada Intensa (IPL)?

 

La duración del procedimiento depende del tipo de tratamiento elegido y del tamaño de la zona a tratar; puede durar desde 10 minutos hasta una hora. Después del tratamiento la persona puede maquillarse e incorporarse a su vida normal; puede trabajar y realizar vida completamente normal nada más al acabar la sesión.

IPL, Fototerapia Avanzada con Luz Pulsada Intensa.