¿Qué es DETOX?


DETOX es un método de desintoxicación celular de eliminación de toxinas y desechos orgánicos a través de los pies mediante electrolisis.

 

Nuestro organismo produce miles de desechos debido a los distintos procesos internos como enfermedades, medicamentos, estrés, mala alimentación, etc., llegando a provocar síntomas de cansancio crónico, jaquecas, distintos tipos de dolores musculares y articulares; esto simplemente porque nuestro cuerpo se encuentra cargado de sustancias nocivas.

 

Efectos y beneficios


• Purifica la sangre y drena el sistema linfático

• Facilita la circulación sanguínea

• Fortalece el sistema inmunológico

• Acelera el proceso metabólico del organismo

• Maximiza la desintoxicación natural del cuerpo

• Aumenta la absorción de las sustancias nutritivas

• Promueve la pérdida de peso

• Remueve depósitos de grasa

• Estimula la regeneración celular

• Regula desordenes hormonales

• Reduce el dolor y la inflamación

• Retarda el envejecimiento

• Aumenta la energía y el sentido de bienestar del cuerpo

• Alivia la fatiga crónica y facilita el descanso nocturno

• Elimina residuos ácidos (radicales libres), causante principal de enfermedades

Principio de funcionamiento


Las células que componen nuestro cuerpo se encuentran encapsuladas en la llamada membrana celular que es un elemento fundamental de la célula, ya que a través de ella se producen los fenómenos de entrada de nutrientes y la salida de desechos, generalmente tóxicos para la vida celular además de otros cientos de funciones. El mecanismo que utiliza la célula para efectuar la difusión de estos desechos y nutrientes, se basa en el potencial de membrana. La membrana celular mantiene una diferencia de potencial entre el interior de la célula y el medio que la rodea. Este potencial de membrana es de unos 70 y 90 milivoltios en la célula sana, pero se altera este valor cuando la célula enferma, llegando a ser de unos 10-20 milivoltios. El principio de funcionamiento de DETOX es justamente restablecer el potencial de membrana, favoreciendo la eliminación de sustancias tóxicas de nuestro esquema celular.


Nuestro cuerpo está compuesto en un 60 -70 % por ciento de agua, y es en este medio donde se producen los procesos de ósmosis y difusión celulares. Para efectuar un tratamiento, se introducen los pies del paciente en una bañera electrolítica con agua, donde se realiza el proceso de Electrólisis que es controlado por DETOX. El agua se descompone electrolíticamente en iones positivos (cationes) e iones negativos (aniones), que al ser elementos con carga eléctrica son atraídos por su polo opuesto. Si se trata de agua perfectamente pura, los únicos iones presentes son los de Hidrógeno y Oxígeno, componentes propios del agua. En agua común se encuentran otros tipos de sales que dan origen a otros iones. Cuando se introducen los pies, las células contribuyen con la difusión osmótica, es decir, que el cuerpo forma parte del circuito iónico producido durante el proceso de electrólisis; por consiguiente se consiguen los efectos benéficos del tratamiento: la desintoxicación celular.



Antes de iniciar la terapia el nivel del PH del agua es 7.2 y tiene una carga positiva de 466 mV (milivoltios).

 

Después de 10 minutos de ionización, el nivel de PH se ha incrementado a 8.3 y la carga positiva ha disminuido a 156 mV. En otras palabras, el proceso está rompiendo las moléculas cargadas positivamente en negativas.

 

A los 20 minutos el nivel de PH se incrementa a 9.9 y la corriente cambia a una carga negativa de 231 milivoltios.

 

Cuando llega a 30 minutos, finalmente el PH es de 10.4, altamente alcalino, y la carga llega a 426 milivoltios.

 

En resumen: DETOX está cargando el cuerpo de cargas negativas que estimulan y mejoran la Bio-energía y logran el objetivo de depuración.



Objetivos del tratamiento

 

El sistema depurativo del cuerpo pierde su equilibrio debido a:

 

• Malas dietas y mala absorción alimenticia.

• Alimentos procesados y conservantes.

• Falta de frutas y verduras frescas.

• Sedentarismo y falta de ejercicio.

• Drogas y medicamentos.

• Enfermedades.

• Stress.

• Tabaquismo y Alcohol.

• Problemas articulares como la artritis.

• Exceso de ácido úrico, láctico, etc.

• Insomnio y mala circulación.

• Problemas hepáticos y renales.

 

Cuando esto sucede, tanto el cuerpo como la piel tienden a deteriorarse rápidamente, a acumular grasas excedentes, piel desvitalizada, acné, manchas, etc. Al mejorar esta situación, ya no sólo se consigue una mejora y bienestar, también un mejor resultado en cualquier tipo de tratamiento estético ya sea corporal o facial. El tratamiento DETOX mejora significativamente la apariencia general de la piel, la depuración general y la sensación de bienestar.



Detox se recomienda en los tratamientos de:


• Control de la celulitis.

• Acné.

• Tratamientos de manchas e híper pigmentaciones.
• Lipoescultura reductiva y sobrepeso.

• Rejuvenecimiento facial.

 

Objetos y colores en el agua


Durante la terapia DETOX, aparecen en el agua diferentes colores y residuos. Esto se debe a una reacción entre el agua y sus partículas dependiendo de cada lugar, la sal que se añade, la acidez o alcalinidad de la persona y las partículas y toxinas que durante la sesión son eliminadas por los pies, debido a las diversas reacciones producidas por las toxinas expelidas durante la sesión.


Este sistema no pretende curar ningún tipo de enfermedad o lesión sino que ayuda a re-balancear el campo energético del cuerpo y sus células estimulando la depuración y desintoxicación del mismo.


En base a diversos test podemos dar una guía para identificar, por los colores y partículas que quedan en el agua tras la sesión, el tipo de alteración de la que proviene:


Negro: desintoxicación del hígado.

Puntos o partículas negras: metales pesados.

Café: desintoxicación del hígado, desecho celular, tabaco, alcohol.

Verde oscuro: desintoxicación de la vesicular biliar

Naranja: desintoxicación de las articulaciones

Puntos o partículas Rojas: residuos de capilares y red circulatoria

Partículas blancas: principalmente amebas y bacterias

Espuma blanca: desintoxicación del sistema linfático

Amarillo verdoso: desintoxicación del riñón, vejiga, tracto urinario, órganos femeninos, próstata

 

Esta guía debe de tenerse como tal, y no como un medio de diagnóstico de enfermedades, padecimientos, lesiones, etc.